CruceroAdicto , tu guia para Viajar en #Cruceros

Un crucero especial para un niño especial

Confesiones de una madre. La felicidad a bordo no hace distinciones

por Mª Angeles Romero

Una de las preocupaciones que los padres tenemos a la hora de realizar un crucero con nuestros hijos, son los medios de los que se disponen a bordo, como son la seguridad, el entorno, las actividades, las cabinas, la restauración, el entretenimiento, viendo que estos se adaptan a sus necesidades para disfrutar al máximo de sus vacaciones…

Cuando vas con hijos pequeños los padres tienen en cuenta si tienen piscinas adecuadas a su edad, si disponen de guarderías para que los padres puedan hacer otras actividades mientras sus hijos están vigilados…. Si son adolescentes les interesa si tienen discotecas, salones de juegos y recreativos, actividades para esa edad..

Normalmente los barcos cubren todas estas necesidades, porque lo habitual es que los pasajeros hagamos los cruceros en familia, con hijos de todas las edades…pero hay casos en que las personas que elegimos esa opción de viajar tenemos hijos especiales y nos preguntamos si se acuerdan de ellos y si los tienen en cuenta….. Sabemos que son una minoría, pero es una minoría que tiene las mismas ganas de disfrutar y la misma ilusión que los demás. Pero también sabemos que por ser una minoría no cuentan con ellos en muchos ámbitos de la vida y esas barreras y obstáculos, los tenemos que ir eliminando día a día. Esto afortunadamente ocurre cada vez menos.

crucero especial

Evidentemente no todas las personas especiales tienen las mismas dificultades, eso depende del tipo de discapacidad que padezcan. Por lo tanto cada padre piensa en la dificultad personal de su hijo y en las necesidades particulares que tienen cada uno a la hora de viajar.

Tengo un hijo especial y verdaderamente lo es para nosotros, sus padres…Mi hijo tiene una discapacidad psíquica. Es un niño con síndrome de Down. Se llama David y ahora tiene 18 años.

En mi primer crucero, no me llevé a mis hijos, iba con mi marido y a cada instante, (cuando comíamos, íbamos al teatro, nos bañábamos, disfrutábamos de los jacuzzi, paseaba por el barco y veía a los otros niños), pensaba lo bien que se lo estarían pasando mis niños si estuvieran allí y me daba mucha pena el no habérmelos llevado. Pensaba que tanto él como otras personas con dificultades o discapacidades, también podían disfrutar del crucero. No debemos tener miedo a probar nuevas formas de viajar por tener hijos especiales

Decidí que el siguiente crucero lo haría con ellos, quería que mis hijos disfrutaran la experiencia que yo había tenido en el 2008, así que en el 2009 me los llevé a un crucero por el mediterráneo. Entonces tenían 14 y 16 años. Fue mi segundo crucero y elegí el mismo barco y el mismo itinerario, porque en mi caso yo no podía bajar a los puertos a hacer las excursiones ya que él se agota mucho cuando camina, además de tener problemas en la cadera. Sólo bajamos en Cannes, ya que disponía de un tren turístico que se cogía nada más bajar del barco.

Durante el tiempo que estuve preparando este crucero pensaba que sería la mejor forma vacacional para mi hijo especial y con mi experiencia personal, sabía las ventajas con las que me encontraría. Se movería en un entorno cerrado más fácil de conocer, lo tendría todo en el mismo lugar, porque aunque son barcos de grandes dimensiones, todo está a mano, el teatro, los restaurantes, las discotecas, la piscina….. David tendría sus referencias para saber dónde se encontraba y donde tendría que ir…También tendría la ventaja de que si después de un gran día de diversión, juegos y emociones, estaba agotado y quería irse a dormir, podría descansar mientras nosotros podíamos seguir divirtiéndonos.

Mientras esperábamos el momento de zarpar en el Norwegian Gem, le contaba a David donde íbamos a pasar las vacaciones y todo lo que allí se iba a encontrar, él estaba encantado con la idea. Por fin llegó el día, iba más ilusionada que cuando realicé mi primer crucero, porque sabía que mis hijos iban a vivir esa experiencia con mucha intensidad… David disfruta todo lo que le gusta con mucha entusiasmo. Era consciente de que el barco le iba a proporcionar muchos momentos divertidos y estaba expectante en ver como se iba a desenvolver.

Nada más entrar en la zona de embarque nos encontramos con una larga cola, no sé si había una entrada específica para personas con discapacidad, quizás la había para personas con limitaciones de movilidad que van en silla de ruedas, pero yo no lo vi. A él, por su problema de cadera le cuesta mucho esperar de pié y lo pasó mal, porque estuvo largo tiempo esperando para entrar.

Una vez en el barco y habiendo subido a nuestro camarote, cogimos una minisuite en el Norwegian Gem, nos sorprendió gratamente. Era un camarote muy espacioso que disponía de un baño a la entrada, armario, una gran cama de matrimonio, después había una gruesa cortina que separaba esta parte, para darle intimidad, de otra que tenía un pequeño escritorio con espejo, frente se encontraba el sofá-cama muy amplio, destinado a ser la cama para los niños. Esa misma noche comprobaríamos que descansarían muy bien los dos. Finalmente el maravilloso balcón…

Después nos fuimos a dar un paseo por el barco para que mis hijos pudieran conocer los lugares que estaban destinados para ellos y por supuesto todo el barco. Estaban maravillados, con los ojos muy abiertos pensando que así no se les escaparía ningún detalle. Pasamos por el rocódromo, la bolera, los juegos recreativos, la enorme pantalla de la Wii, les impactó, el sueño hecho realidad de todo niño

Cuando habíamos pasado por varios restaurantes David decidió que ya era la hora de comer, estábamos todos hambrientos y optamos por ir al Garden café, el buffet del Norwegian Gem. Como mi marido y yo ya conocíamos el barco teníamos la ventaja de saber que les podría gustar más, así que pensamos que sería acertado empezar su experiencia culinaria en el buffet donde hay tantos tipos de comida para elegir, llenándote la vista con su excelente preparación y sabiendo que para ellos iba a ser muy divertido. Le indiqué donde se cogían los platos, que tenía que esperar su cola para coger los alimentos que hubiera elegido, donde estaba nuestra mesa….Tengo que decir que tuve mucha suerte porque la gente era muy considerada y respetuosa. Cuando veían a David en la cola, respetaban su turno. No siempre ocurre así, al contrario, hay veces que cuando ven que es un niño especial se aprovechan y se cuelan, y él con su inocencia y su nobleza espera y espera mientras los demás van pasando… Es cuestión de principios, educación y valores personales de cada uno. Estos detalles los tengo muy en cuenta ya que yo como madre, lo cuido y protejo mucho, pero a la vez intento normalizar su vida para que pueda actuar como uno más dentro de sus posibilidades, e intentar que haga todo lo que hacemos nosotros …. Ellos tienen más similitudes que diferencias con los demás y si los enseñamos a valerse por sí mismos la distancia entre ellos y nosotros se estrecha cada vez más…

David llevaba su plato de comida muy despacito e intentaba coordinar que no se le cayera la comida y llegar a la mesa con el plato completo… jajajaj. No siempre podíamos coger una mesa adecuada, a veces la mesa estaba muy retirada del buffet. Además en el buffet normalmente hay muchísima gente comiendo a la vez por lo que era toda una aventura para cualquiera llegar con el plato a la mesa sin perder algo por el camino, pero más para él. Afortunadamente, contaba con la cortesía de los demás pasajeros que se apartaban para dejarlo pasar… Estos son detalles que agradezco enormemente… (Evidentemente yo siempre estoy cerca, exactamente detrás siguiendo todos sus pasos).

Me fijé que en el Norwegian Gem hay mesas específicas para personas con sillas de ruedas muy cercanas al buffet, para hacer más fácil su acceso a la comida, Eso me pareció fantástico..

Aunque todos sabemos que los barcos disponen de restaurantes en los que nos sirven en la mesa y él no tendría que enfrentarse a esa dificultad, pienso que no debo limitarlo. Además a él también le gusta participar en todo y sentir que es autónomo pudiendo escoger la comida que más le guste, sirviéndose las veces que quiera y demostrando que lo puede hacer…

Particularmente tengo una ventaja y es que siempre va acompañado de su hermano pequeño que lo ayuda a todo. Si van a la zona de juegos recreativos, lo ayuda a echar la moneda y lo enseña a jugar, si va a la piscina está pendiente de él compartiendo juegos en el agua, si quiere ir a la zona de adolescentes, se lleva a su hermano. Es un gran aliado para él y para mí, es mi pequeño gran hombre con un inmenso y generoso corazón…

David se levantaba y arreglaba por la mañana deseando empezar el día con un buen desayuno que hacíamos en el Garden Café y si habíamos atracado en algún puerto, él se asomaba al balcón llamándome entusiasmado porque habíamos llegado a tierra…Nos liábamos los dos en la colcha admirando embelesados nuestro nuevo destino… La noche anterior con el programa de actividades, que nos dejaban todos los días en el camarote, ya sabíamos las actividades con las que nos divertiríamos al siguiente día. Si coincidían con las nuestras nos íbamos juntos, sino David se iba con su hermano y luego quedábamos en la piscina del barco. Es lo que más le gusta….. En una ocasión en la que se tiraba por el tobogán de la piscina del Norwegian Gem, el socorrista que estaba pendiente de controlar el turno de los niños, le increpó porque se iba a tirar por el tobogán justo después del niño que iba delante de él… (Era bastante improbable que David lo entendiera por diferentes motivos, el primero que no le hablaban en su idioma el segundo porque no entendía los carteles informativos, que indicaban que debía esperar que el niño anterior bajara),pero su madre que tiene los 5 sentidos puesto en él, de un salto de la tumbona ya estaba subida en la escalera para explicarle lo que le decía el socorrista. Primero tenía que enterarme yo y después explicárselo a él jajajaja… Le expliqué que no podía tirarse hasta que el anterior niño no saliera por el final del tobogán, él lo entendió perfectamente y a partir de ahí esperaba el tiempo necesario. Necesitamos que la tripulación que se dedica a los niños hable nuestro idioma, no solo por los niños con dificultades sino por todos los niños en general.

Después de un divertido baño nos íbamos a comer o disfrutábamos de la barbacoa en la piscina. Luego descansábamos algo en el camarote para al instante siguiente continuar con la actividad correspondiente hasta el atardecer, volviendo al camarote para una reparadora ducha, continuando con una divertida sesión de teatro, magia…o la actividad correspondiente a esa tarde. Mientras, decidíamos con ilusión donde iríamos a cenar esa noche, comida mejicana, italiana, japonesa, francesa… (las cenas las hacíamos en los restaurantes). Finalmente, terminábamos el día con una copa en el Spinnaker Lounge, el Bliss, el Magnum´s Champagne u otro maravilloso lugar del Gem..

Su experiencia fue genial, se lo pasó “superbién”, lo que más disfrutó fue la piscina porque le encanta nadar, es un gran nadador, parece un pescadito….Pero también disfrutó del teatro, quedándose embobado viendo las actuaciones. Probó la mayoría de los restaurantes temáticos, francés, italiano, asiático, mexicano…..

Viví esta experiencia con mis emociones a flor de piel, viendo como mi niño estaba abierto a aprender una nueva forma de viajar. Fue una experiencia muy enriquecedora y comprobé que él siempre me enseña a mi más de lo que yo le pueda enseñar a él.

Es por eso que me los vuelvo a llevar de crucero de la mano de NCL con el Norwegian Epic, porque quiero que nos perdamos en el interior de este gran monstruo marino con la enorme ilusión de conocer todas las novedades que este maravilloso barco nos depara y en compañía de mis hijos… Espero este momento con impaciencia…Ya os contaré esta experiencia cuando vuelva

Finalmente os voy a transmitir un último pensamiento“Quería decir, para los que no tienen la oportunidad de tener a alguien especial a su lado, que las personas con discapacidad forman parte de nuestra sociedad como los demás y hay que respetarlas, comprenderlas y tratarlas con normalidad, Hay que tener paciencia con ellos y tener en cuenta que son más lentos en su aprendizaje ya que tenemos que enseñarles todas las cosas que otros niños aprenden de forma natural. Deciros que son personas muy valientes porque su vida es la historia de una superación continua, cada instante de sus vida es un reto para ellos en el que intentan acortar sus diferencias con los demás…solo hay que conocerlos y quererlos…”

Mª Ángeles Romero

experiencia en crucero

Sobre la autora:

Mª Ángeles Romero.

“Siempre hay una primera vez para todo en esta vida y mi 1º vez en los cruceros, fue en mayo del 2008. La salida era desde Barcelona, por el Mediterráneo y en el Norwegian Gem de la compañía NCL, Me pareció una experiencia increíble así que en junio del 2009, repetí el itinerario y el barco, con mis hijos. En mayo del 2010 cambié el itinerario y salimos desde Venecia hacia las Islas Griegas, con el Norwegian Gem de nuevo y en agosto del mismo año, salía desde Málaga para hacer el Mediterráneo occidental con el Adventure of the Seas, de la compañía Royal Caribbean“.

El mejor de todos los cruceros realizados hasta el momento, sin duda fue el de Venecia e Islas Griegas. El próximo crucero será en mayo en el minicucero del Norwegian Epic, esta será su 1º salida por Europa. Espero con mucha impaciencia e ilusión que llegue ese momento.

Mi próximo viaje en crucero quisiera que fuera Capitales Bálticas y así ir conociendo todos los destinos que nos ofertan las diferentes compañías navieras por Europa.
Una de las cosas que nos decantó por NCL fue su sistema “freestyle” y otra cosa importante para mí, es el tamaño de los barcos, los prefiero grandes, nuevos o al menos de después del 2001 que es cuando empezaron a poner estabilizadores en los barcos. Y por ahora prefiero navieras americanas …

reporteros a bordo, experiencias en crucero

cruceroadicto.com, consejos cruceros

Crucero adicto, información útil al crucerista

¿Como es tu cuenta atrás para un crucero ?
Cuentanos tus motivaciones y razones… deja tu comentario, nos encataría leerlo

Crucero adicto, información útil al crucerista

Te podría interesar también leer:
- Crucero en familia con niños gratis.
- 5 Consejos para elegir el camarote perfecto en un crucero .
- 5 Trucos para evitar el mareo en los viajes en crucero.
- Como elegir el crucero perfecto.
- ¿Cual es el tamaño de tu crucero ideal?.
Jesus G6 abril, 2011Un crucero especial para un niño especial

3 Comments

  1. marian

    4 junio, 2011 at 01:04

    Hola Aurora cuanto me alegra haberte leido aquí. Entré por casualidad, y no esperaba tu nota.
    Tenemos los teléfonos así que espero no perder el contacto, te agregué en facebook, pero quizás por mis iniciales no me conozcas.A nosotros también nos encantó conoceros. Un beso…

  2. Aurora Hazas

    22 mayo, 2011 at 17:33

    Hace un tiempo leí este artículo y me puso el vello de punta cayendome de maravilla la autora del mismo, en el Epic (del cual hemos desembarcado hoy mismo) he conocido a Mª Angeles, Paco y su hijo especial David. Son encantadores y me hubiera gustado compartir más tiempo con ellos, pero un mini no da para más, un beso familia y espero coincidir pronto con vosotros.

  3. Pingback: Bitacoras.com

Di tu opinion o comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>