Crucero caribe en el Norwegian Pearl: Cozumel, Mexico

Paseando por ruinas Mayas

reporteros a bordo

por Mª Angeles y Vicente




Norwegian Pearl
Norwegian Pearl

 

Norwegian Pearl
Naviera: Norwegian Cruise Line 
Año construcción: 2006
Tonelaje: 93.502 Tn
Pasajeros: 2.394
Tripulación: 1.124
Itinerario: Miami, Ocho Rios (Jamaica), Islas
Caiman, Cozumel (Mexico),Miami



Día 5: Cozumel, Mexico

Muy nuboso y con unos 25º.El mar está revuelto, y hace bastante aire, con muchas olas en la superficie. Esta noche, el barco se ha movido bastante. Parece que por la zona anda algún hucarán, del que nos llega algo de complicaciones. Llegamos a una terminal, que no es la misma del año pasado, en la escala que hicimos en éstas fechas, y en la que nos llovió torrencialmente. Hoy el día tiene pinta de que también va a llover.

Tenemos contratada con el barco una excursión muy especial, y que nos hace mucha ilusión: un paseo en un submarino para ver la barrera de coral que hay aquí mismo, y que es la segunda del mundo, después de la de Australia.
Al volver de desayunar, nos encontramos en la puerta del camarote una nota urgente, en la que nos dicen que por problemas del tiempo se ha suspendido la excursión. Había otra excursión que era en un semisubmarino, que es un barco que tiene una quilla muy profunda con ventanales, que quedan bastante bajo el nivel del mar. Cambiamos la del submarino por ésta, y como no sale hasta las 11,45 nos vamos a pasear y ver tiendas en la terminal marítima, que es como un centro comercial lleno de tiendas y joyerías.

Compramos algún regalito (imanes de nevera) y a las 11,15 nos acercamos al punto de reunión de las excursiones. Allí nos dicen que el mar está fatal, muy revuelto, y han tenido que suspender nuestra excursión y todas las actividades que había dentro de él, como buceo, snorkel…



Norwegian Pearl,Caribe
Vista de Cozumel
     

Norwegian Pearl, Caribe
playa Cozumel


Salimos hacia la zona de taxis, con la idea de ir a ver las ruinas de San Gervasio, y a alguna playa, que era lo que teníamos pensado hacer al volver del submarino.
Resultaban carísimos. Había que hablar primero con los representantes del sindicato de taxis, que te dirigían al que le tocara según lo que quisieras hacer, y te daban los precios fijos. Nos pidieron 50 dólares, por ida y vuelta a las ruinas, o 13 dólares por ir solo a una playa cercana.
Se nos ocurre sumarnos a un grupo que salía en ése momento para un microbús. Le preguntamos al del sindicato que habla con el conductor y nos une a él. Por 20 dólares/persona, nos llevará a las ruinas, a la playa, una vuelta a la isla, y un poco de shopping. En total 4 horas.

El grupo está formado por 3 chicas mayores; una pareja de americanos, jóvenes, bastante gordos, y con cara de muy simpáticos; y una pareja de color, muy grandes. Con nosotros 9. El chofer, un mejicano, educadísimo y simpático. Uno de nosotros se sienta delante con él.
Nos lleva al Down town, que es la calle comercial, que parte de la terminal de cruceros. Al poco nos para, y nos da 20’ para compras. Paseamos un poco, compramos algo, y al coche.

Seguimos por toda la zona de la isla paralela al mar, con hoteles y cada vez menos tiendas, y paramos en un monumento dedicado a la mezcla española-maya. Es una pirámide con alguna figura de indios mayas, y un hacendado español a caballo enfrente. Bajamos para fotos.
Después cambia el aspecto de la ciudad. Vamos pasando por la zona en la que vive la gente normal de Cozumel, con casas humildes, otras algo menos, pero en general barrios bastante pobres.

A unos 16 km. del centro está San Gervasio, las ruinas mayas. Curiosamente pagamos la entrada en dos veces, una al entrar, y otra poco más adelante, en total 8 dólares/persona. Nos ven la cámara de vídeo, y tenemos que pagar 4 dólares más por ella. No nos acordábamos de que había que guardarlas en la mochila.
Se nos acerca una joven y nos cuenta que acaba de terminar el curso de guía, y podría acompañarnos para enseñarnos las ruinas, solo por la voluntad. Accedemos a ello y viene con nosotros.

Las ruinas son varios edificios repartidos en una zona de selva, y comunicados entre sí por saches o caminos mayas. Fueron edificios públicos, viviendas, templos… y lugar de peregrinaje de Ixchel, diosa de la fertilidad. Marta, nuestra guía, nos va contando cada uno de ellos.
Lo que había leído de ellas, y lo que en foros comentaban los viajeros, me hacía esperar mucho menos de lo que nos encontramos.
Empezó a llover, con la impresión de que iba a diluviar, pero menos mal que paró pronto.

Después de recorrerlas, de nuevo al coche con el que continuamos el paseo por la isla.
Nos paró en una playa maravillosa y, de momento, bastante salvaje, en dónde no nos atrevimos a bañarnos por lo tremendo que estaba el mar. Nos mojamos los pies, y algo más pues las olas eran bastante grandes.
Nos dejó de nuevo en la terminal de cruceros, y tras un paseíto por las tiendas nos subimos al barco.

Merendamos algo en la piscina mientras el barco se alejaba de Cozumel.
Después estuvimos haciendo fotos a una puesta de sol preciosa y paseando un rato por las tiendas.

Cenamos en el Sumer Palace:
-Pastel de cangrejo azul. Pequeña minihamburguesa de cangrejo, sobre lechugas. Pero tan sumamente picante, que tuve que dejar la mitad. Es una idea muy buena para hacer en casa, sin picante.
-Crema de calabaza. Exquisita.
-Chuleta de ternera con verduras salteadas y puré de patatas.
-Salmón a la plancha con espinacas rehogadas y puré de patata.
-Helado de chocolate.
-Fruta fresca.

Stardust Teatre. Espectáculo ¡Esto es entretenimiento! Celebra el talento de los iconos del showiz, desde Sinatra, Monroe, Elvis y Madonna. Imitadores con canciones en directo, y coreografías estupendas.
Cada vez nos agradan más los espectáculos con musicales y coreografías. El vestuario y la puesta en escena, son inmejorables.


¿Pensando en un Crucero a bordo del Norwegian Pearl?

Comprueba el calendario de cruceros, itinerarios y disponibilidad de camarotes. Aprovechate de las ofertas de ultima hora que van apareciendo

CALENDARIO y OFERTAS CRUCEROS NORWEGIAN PEARL


reportero a bordo, experiencia en crucero

Mª Ángeles Ruiz y Vicente Cañón

 

Desde siempre viajar ha sido una de las cosas que más nos ha gustado. España la conocemos bastante, y poco a poco vamos ampliando con otros países

Nuestra primera experiencia con los cruceros fue en el 1998, con el buque D. Juan, una pieza ya casi histórica en ése momento, con el encanto de un barco sumamente marinero y adornado con maderas oscuras. Era un crucero por el Mediterráneo, en el mes de noviembre, y durante toda la semana que duró, no hubo un día en que el mar estuviera tranquilo. Las olas eran tan grandes que parecían sobrepasar el barco y, se movía tanto, que era imposible caminar bien ni siquiera agarrado.

A pesar de ello, nos enamoramos de esa forma de viajar y, afortunadamente, seguimos disfrutándola. Ya hemos realizado 13 cruceros.

Y desde que con internet se puede diseñar mejor cada escala, parece que se empiece a vivirlas mucho antes de llegar a ellas.

En barco hemos conocido todo el Mediterráneo; Noruega y Cabo Norte; el Atlántico hasta Casablanca y Agadir, la Patagonia desde Buenos Aires hasta Santiago de Chile; Islas de Grecia y Turquía con un velero de Star Clippers; bastantes islas del Caribe; el Báltico; y últimamente un transatlántico Barcelona-Miami.

Nuestros próximos proyectos son Alaska y Canadá costa Oeste, o Canadá costa Este. Aunque la lista es muy larga, y cada día se van añadiendo nuevas posibilidades.

Mª Ángeles Ruiz y Vicente Cañón

viajar en crucero





▼  COMPARTE TUS COMENTARIOS U OPINIONES AQUÍ: