Jesus Rico
Editor Regional
Alicante España

 Visitando Padua y Verona

Visitando Padua y Verona, alternativas en una escala veneciana

Llega el momento de contratar tu crucero y ves que el itinerario escogido incluye la hermosa Venecia. Hermosa sí, pero has estado tantas veces en ella que decides disfrutar y relajarte en el barco ahora que va a estar tranquilo, ya que la gran mayoría de los cruceristas estarán regateando el precio de pasear en góndola o fotografiando la entrada de un barco de cruceros desde la Piazza San Marco. Bueno, permanecer en el barco es una opción, pero ¿por qué no descubrimos otras ciudades interesantes del norte italiano? A muy pocos kilómetros del puerto de atraque, Italia conserva algunos tesoros que muchos cruceristas desconocen.

¿Os suena la frase “No dejes que los arboles te impidan ver el bosque”? La adaptaré para este artículo, ya que los árboles de la primera línea del bosque -Venecia y todos sus monumentos- impiden ver el conjunto del norte italiano, con ciudades como Verona -famosa por el “Romeo y Julieta” de William Shakespeare- o Padua -ciudad que cuenta con un importante legado artístico-.

Ambas ciudades tienen mucho que ofrecer a los viajeros que decidan conocerlas, pero como el principal handicap de los cruceristas es el tiempo, destacaré solo algunos de los principales puntos de interés de las dos ciudades.
 
Visitando Padua y Verona
 

Ideas para organizar tu excursión de crucero en Nápoles

 Visitando Padua y VeronaQué ver en Padua
 
Basílica de San Antonio: Es el monumento más representativo de la ciudad que fue construido entre los siglos XIII y XIV. Alberga en su interior los restos del religioso portugués San Antonio de Padua. En el exterior de la basílica se conserva una estatua ecuestre de Donatello: Monumento ecuestre del condotiero Gattamelata
 
Catedral y Baptisterio: Curiosa es la fachada de la catedral, ya que no presenta decoración al estar inacabada. Su interior está dividido en tres naves. El baptisterio anexo fue dedicado a San Juan Bautsista y destaca por los frescos de Giusto de’ Menabuoi.
 
Basílica de Santa Justina: Además de conservar los restos de esta santa, esta basílica custodia los de otros santos. Es una de las basílicas más grandes de la religión cristiana con sus 122 metros de largo y 82 de ancho.
 
Prato della valle: Con sus 90.000 metros cuadrados es una de las plazas más grandes de Europa y uno de los lugares más bonitos de Padua. Su canal elíptico está rodeado por decenas de estatuas.
 
Piazza delle Erbe y Piazza della Fruta: El imponente Pallazo della Regione separa ambas plazas, que son un hervidero de gente, tanto de lugareños como de turistas.
 
Capilla de los Scrovegni: Fue construida a principios del siglo XIV y conserva en su interior un gran número de frescos de Giotto
 
Otros lugares de interés: Iglesia de los eremitas, Jardín Botánico o Palazzo Moroni.
 
 Visitando Padua y Verona
 
 Visitando Padua y Verona Qué ver en Verona
 
Arena: Con capacidad para 25.000 espectadores y una longitud de 152 metros, se convirtió en uno de los anfiteatros romanos más grandes e importantes desde el mismo día que fue inaugurado.
 
Piazza della Erbe: Es una de las plazas más concurridas de la ciudad. Asimismo es la más amtigua, ya que fue construida sobre el antiguo foro romano. Rodeada de edificios -entre ellos el Palazzo del Comune o el Palazzo Maffei- de bella factura por las mañanas acoge un mercado. Una fuente y una columna, coronadas por Madonna Verona y y el león alado de San Marcos respectivamente, son algunos de los monumentos de esta plaza.
 
Torre dei Lamberti: Pese a su indudable valor arquitectónico y artístico -su construcción se remonta al año 1172-, esta torre destaca porque con sus 84 metros de altura la convierten en “el mirador de la ciudad”.
 
Piazza dei Signori: pese a su cercanía a la Plaza de las Hierbas, la Plaza de los Señores es más señorial y no tan ecléctica en los estilos arquitectónicos. En esta plaza puedes se pueden ver los “Arche Scaligeri”, Palacio de Cansignorio, el Palacio de Cangrande, la Iglesia de Santa Maria Antigua o el Monumento de Dante.
 
Basílica de San Zenón: Magnífico ejemplo del románico italiano, el edificio fue construido el año 967, aunque fue ampliada y restaurada el año 1138, después de haber sufrido daños por un terremoto. Dos siglos y medio después se completó su reconstrucción con la reforma del tejado y el ábside en estilo gótico.
 
Casa de Julieta: El éxito de la obra “Romeo y Julieta” de William Shakespeare -ambientada en Verona- ha hecho que muchos turistas quieran visitar la ciudad. Y desde Verona han querido, como no, aprovechar este tirón. La casa de Julieta es un palacio que fue ocupado por los Cappelletti (Capuleto) desde el siglo XII. Con el tiempo se le han ido añadiendo nuevos elementos, como llamativos balcones, y la leyenda ha ido superando la Historia.
 
Iglesia de Santa Anastasia: De estilo gótico su construcción comenzó a finales del siglo XIII. Es la iglesia más grande de Verona y destaca el fresco San Jorge y la Princesa, obra de Antonio Pisano.
 
Duomo de Verona:La catedral fue consagrada el año 1187, después de tener que ser reconstruida en estilo románico sobre las ruinas de dos antiguas iglesias paleocristianas. Realmente es un complejo de edificios que incluyen San Giovanni in Fonte, Santa Elena, el claustro de los Canónigos, la Biblioteca Capitular,el museo Canonical y el Obispado. Su interior fue completamente renovado entre los siglos XV y XVI.
 
Castelvecchio: A orillas del río Adige, se alza este imponente castillo medieval, que alberga en su interior el Museo di Castelvecchio. Para su musealización comenzó el año 1957 y el edificio fue restaurado como consecuencia de los importantes daños sufridos durante la II Guerra Mundial.
 
Ponte Scaligero: Es un espectacular ejemplo de la arquitectura militar del siglo XIV. En un principio este puente era de uso exclusivo de la familia Scalla, para huir en caso de ataques o rebeliones populares.
 
Teatro romano: Construido durante el siglo I a.C. actualmente acoge, como el Arena, representaciones de teatro y opera. Alberga también el Museo Arqueológico del teatro romano.
 
Dolcissima Chocolate Studio: Permitidme que os recomiende este establecimiento que cuenta con una gran legión de seguidores fanáticos del buen chocolate. Como dice un internauta: “Me alegra muchísimo haber encontrado este lugar! Los bombones parecen joyas en exposición, es difícil decidir qué sabor elegir”.

 
 Visitando Padua y Verona y Visitando Padua y VeronaCómo llegar a Padua y Verona

 

 
Menos de 40 kilómetros separan Venecia de Padua y unos 120 kilómetros la capital del Veneto de Verona, por lo que son accesibles para visitar en una escala de cruceros, sobre todo si tenemos en cuenta que la de Venecia suele ser una parada larga; en ocasiones el barco pernocta en la ciudad.
 
La mejor forma de visitar estas dos ciudades es en tren o en coche de alquiler. Ambas opciones son factibles, ya que la estación de trenes de Santa Lucía y las oficinas de alquiler de vehículos están muy cerca del puerto de cruceros veneciano.
 
Si escoges viajar en tren a Padua y/o Verona los precios y la duración del viaje varían sensiblemente dependiendo del tren elegido. Recomiendo que visites esta web de Trenitalia para comprar el billete. Por su parte si el crucerista prefiere alquilar un coche, la carretera que une Venecia con ambas ciudades es de tres carriles por sentido y tiene un mantenimiento excelente.
 

Jesús Rico

 

ofertas de cruceros

ITINERARIOS Y CALENDARIO
de próximos cruceros




Comprueba ahora
el calendario de cruceros para los próximas semanas y meses.

Encuentra las
mejores ofertas de cabinas disponibles


CALENDARIO CRUCEROS CON DESCUENTO ÚLTIMA HORA

(click aquí)

navieras





Visitando Padua y VeronaImagen de portada de Julien Lagarde Wikimedia Commons ||


Cruceroadicto.com en YouTube
 
 

▼  COMPARTE TUS COMENTARIOS U OPINIONES AQUÍ: