Por qué no puedo dejar de viajar en crucero: Confesiones de una crucerista

Después de hacer mi primer crucero y vivir esa maravillosa experiencia, descubrí, que viajar en barco, era la mejor forma de viajar sin lugar a dudas, tanto es así que casi he perdido el interés en viajar de otra manera….

Ese descubrimiento lo quería transmitir a todas las personas que conozco, quería hacerles ver que es una experiencia que todo el mundo tenía que disfrutar, al menos, una vez en la vida. Por eso, mis siguientes cruceros los hice acompañada de mis hijos y amigos, para que también pudieran vivir esta experiencia, queriéndolos iniciar en el maravilloso mundo del crucero.

Algunos de mis amigos, han quedado más enganchados que otros, pero ninguno tanto como mi marido y yo. Lo que quiero transmitirles con mi entusiasmo, es que vean las muchas ventajas que tiene viajar de esta forma, como lo fácil que es conocer diferentes ciudades, aunque sean trocitos de cada ciudad y cada país, sin tener que deshacer la maleta cuando te trasladas de una ciudad a otra, pero siempre me he encontrado con la misma respuesta, el poco tiempo que tenemos para dedicar a conocer cada ciudad…Yo siempre les insisto que al igual que los caracoles llevan su casa a cuestas, en este caso los cruceristas llevamos nuestro hotel, facilitándonos el conocer numerosas ciudades en poco tiempo, ya que de otra forma necesitarías muchísimo tiempo en conocerlas y la mayoría de las personas no disponemos de ese tiempo.

El barco es tu hotel de 5 estrellas con todas las comodidades que un hotel de esas características te ofrece, puedes disfrutar de diferentes momentos de ocio, como salidas nocturnas a pubs, discotecas, teatro, cines, juegos, cenas en restaurantes de primera categoría, relax, con sus fabulosos spas, piscina, jacuzzi, todo listo para las necesidades que tengas en cada momento. Es mucho más que un hotel, es una maravillosa ciudad flotante, con lo mejor que una ciudad te puede ofrecer, pero en un entorno inigualable.

Cuando vienes cansado de una excursión puedes relajarte en la piscina ,el jacuzzi o el spa, todo sin tener que desplazarte. Y todo eso en el gigante marino en el que has decidido pasar tus vacaciones.¿¿¿Es o no la mejor opción para viajar???..

Si te gusta mucho alguna de las ciudades que has visitado y no te ha dado tiempo de ver todo lo que querías, vuelves en otra ocasión, y si no te gusta, tampoco has perdido mucho tiempo en ella y sabes donde no irás más. Eso ya es una ventaja…

Tenemos que saber, que no podemos dedicarles el mismo tiempo que si fuéramos exclusivamente a esa ciudad. Cuando vas en un crucero, tienes que tener en cuenta, que tu tiempo es más limitado y verás los puntos más importantes y destacados de esas ciudades, así que no te frustres si se quedan cosas por conocer, o si no puedes entrar a ver con detenimiento y detalle algún lugar de mucho interés para el turista, ya lo harás en un próximo crucero o en una visita específica a esa ciudad.…Tienes que pensar que viajar en crucero tiene la magia de pasar por muchos países diferentes, de una forma dulce y relajada, atravesando mares con aguas azules y profundas que te producen sensaciones de paz y sosiego que no sentirás de ninguna otra forma, disfruta de esa experiencia y de la de surcar los mares…
.

▼  COMPARTE TUS COMENTARIOS U OPINIONES AQUÍ: