puro sabor ibérico

 

reporteros a bordo

 

por Carlos Vicens

Experiencia en el Grand Mistral

Valoración total del crucero: valoracion crucero

Comida a bordo: valoracion crucero

Camarote: valoracion crucero

Animación a bordo: valoracion crucero

Servicio a bordo: valoracion crucero

Espectáculos: valoracion crucero

Escalas y tiempo en puerto: valoracion crucero

¿Recomendarías este barco?: valoracion crucero

experiencia en crucero

Mi mejor experiencia a bordo fue:

Conocer el espíritu de una compañía española, que ofrece, como trabaja y como hace disfrutar al turista español ha sido una diferente a la vez que buena experiencia.


La atmosfera del barco:

[dropcap2]E[/dropcap2]l Grand Mistral botado en 1999 y bandera Portuguesa cuenta con 48.200 toneladas repartidas en 8 cubiertas. Con una capacidad de 1807 pasajeros, atendida por 670 tripulantes navega entre América del sur en las épocas frías como en Europa desde aproximadamente Abril hasta Septiembre. Fue reformado en el año 2005 y 2007, cuando añadieron nuevos camarotes y suites.

La primera impresión siempre es la que cuenta. Se accede al mismo dese la cubierta 6 Córcega. Cuando subes al Grand Mistral por primera vez todo te parece nuevo y diferente. Se aprecia al instante el sabor español impregnado por cada rincón del barco. El Gran Mistral no es un barco grande, pero cuenta con todos los servicios básicos para disfrutar de un crucero. No falta ni le sobra de nada y la primera impresión que te produce es la de un ambiente cálido y agradable, ideal para familias y personas sin exigencias, más que las básicas y triviales, en un barco de cruceros.
Materiales nobles, colores cálidos y maderas mediterráneas son las que visten al barco por las estancias principales. No se encuentra ninguna sala recargada ni a su vez envejecida, todo está en perfecta armonía y en su sitio.
Al embarcar te hacen una foto y cuando llegas a tu camarote tienes las llaves (tarjetas) sobre la cama.

La distribución del barco se organiza en 8 cubiertas a las que dan nombre islas del mediterráneo. Creta y Rodas albergan los camarotes exteriores con balcón, interiores superiores y suites y se sitúan en la parte superior del barco. Mientras que Malta y Sicilia albergan los interiores y superiores una planta más abajo.
Corfú da nombre a la cubierta superior del Grand Mistral que alberga el solárium, el parque y la piscina infantil en el exterior y el Club Banderas en el interior.
Santorini es la fiesta del barco. La piscina junto con los bares exteriores y el Spa y el gimnasio en su interior la completan.
Córcega y Menorca son el corazón del barco. Aquí se ubican restaurantes, bares, tiendas, cafeterías, recepción y el teatro.
Hay indicaciones tanto en proa y en popa como en la parte central.
Me ha gustado mucho una pantalla táctil en recepción donde se puede desde reservar cualquier excursión hasta sacar el detalle de los gastos que hasta el momento llevamos consumidos incluidas las propinas hasta la fecha.

Análisis de los Bares y Restaurantes

Exteriores (en la cubierta Santorini).
La bodeguita. Es el bar que abastece a todas las cubiertas exteriores y a la piscina. Tiene una gran afluencia durante el día. Cervezas, refrescos, aguas minerales, café, hasta cócteles recién preparados es posible beber. Puede resultar un poco lento el servicio debido a que los combinados se preparan al instante.

Grill. Abierto de para los desayunos y 17:00 a 19:00 y de 20:30 a 23:30, ofrece servicio de grill tanto carne como pescado según el día. De buena calidad aunque poca variedad. Se llega a echar en falta un horario ininterrumpido.

Pizzeria. Aunque es pequeña y pasa a veces desapercibida es de lo mejor del barco y que, en mi opinión Iberocruceros debería potenciar. Se trata de un cubículo donde dos artesanos pizzeros crean con una masa muy buena y sencillos ingredientes unas pizzas al instante de muy buena calidad. Al igual que el grill no establece horarios fijos y depende del puerto de visita. Hay que comprobarlo cada día en el diario de a bordo.

Interiores (en la cubierta Córcega)
Café Navona. En la proa de barco, justo después del gran teatro Ibiza y arriba de la recepción con vistas a la misma se sitúa el café que, por su situación es el más concurrido del barco. Al igual que los otros, diversidad de bebidas pero un poco lento. Se agradece el servicio atendido.

Il borsalino. En el centro del barco caminando hacía popa y después del casino se sitúa el piano bar del Gran Mistral. Grande y con acceso al exterior. Muy agradable. Abre de 19:30 a 02:00 horas.

Restaurante Formentor.
Con ambiente mediterráneo, colores azulados se distingue del restaurante principal por ser el dedicado a las suites. Con mucha menos afluencia de gente se consigue un ambiente mucho más relajado y distendido para comer. Se agradece. Se puede acceder previa reserva con cargo.

Interiores (en la cubierta Menorca)
Café de los artistas. Situado en la proa, justo en la entrada el gran teatro Ibiza. Con poca afluencia. Su situación es inmejorable pero el acceso al teatro más grande le condiciona su visita. Es un buen sitio para tomar un café alejado de las masas.

Café Gijón. Por su situación al igual que el café Navona, lugar de afluencia y reunión. Muy agradable. Abre a las 19:30 y cierra a las 02:30.

Restaurante Mallorca. El gran restaurante del Grand Mistral distribuido en una sola planta y con acceso desde proa y popa del barco. Cuenta con un menú diverso, siempre con sabores mediterráneos y predominantemente español. Se puede desayunar con servicio atendido.
Uno de los puntos negativos que muchos pasajeros encontramos en el Gran Mistral es su disposición junto con la ubicación algunas cabinas en la cubierta Sicilia hacía, para algunos, un verdadero lío encontrarlo.

Sistema de bebidas. Desde el primer día Iberocruceros ofrece un pack de bebidas todo incluido por 19€ al día. Si se elige el primer día puede salir desde 16€ pero solo se puede comprar hasta las 11:00 del día siguiente al embarque lo que “obliga” en cierta forma a hacerlo. No se puede comprar para días sueltos. Se echa en falta un paquete de sodas o de agua mineral como en otros cruceros. Hay que hacer números pero no merece la pena si no eres un gran consumidor.

Turnos de cena. Como buenos españoles el primero a las 20:30 y el segundo a las 22:30. Quizás el segundo el cierre se alargue demasiado sirviendo el postre en algunas ocasiones a las 00:45 horas.

Camarotes. Simples, algo antiguos y pequeños pero aun así agradables. Quizás sea la característica más destacada. 13m2 para los interiores y exteriores 15,3 m2 para los de balcón resultan sobrios pero sin falta de nada. Disponen todos ellos de cama doble convertible, aire acondicionado, cuarto de baño con ducha, secador, armarios, tv y teléfono, caja fuerte, acceso para videoconsola y mini bar. Quizás por su arquitectura pero los camarotes interiores y exteriores tienen una ducha muy pequeña que merma en gran parte la calidad del baño. Suite con terraza que cumplen con los estándares actuales. Suita familiar con terraza de 6 m2 aproximadamente muy lograda con dos dormitorios, especial para familias. Las Grand Suite Royal con terraza son la joya del Gran Mistral, situadas en las cubiertas 7 y 8 de reciente instalación cuentan con 45m2 que muchos de nosotros ya quisiéramos para nuestras casas. Salón de estar, armario vestidor, 2 tv y una gran terraza en otros hacen que sea el gran atractivo del hotel flotante.

Ocio. Desde temprano empieza la oferta muy variada desde estiramientos, caminata y clases de aerobic, las animadas clases de merengue y bachata de la piscina hasta torneos de ping pong y baloncesto, manualidades, clases de maquillaje y misa diaria puedes encontrar cada día en el Grand Mistral. Todo ello aderezado por el particular sabor latino. Destacar la corta aunque muy interesante visita a parte de las cocinas que permite tener una pequeña visión del gran trabajo que se realiza en ellas.
Salón de cartas y juegos siempre concurrido y bien dotado, biblioteca con acceso a Internet como en todas las navieras prohibitivo, club para fumadores y casino completan la oferta.
Se han instalado varias pantallas de tv donde se puede conocer información del barco, su situación en el mar y la de sus hermanos el Grand Holiday y el Grand Celebration. Junto al casino se puede consultar el diario de a bordo de forma digital con una pantalla táctil.

Comidas. En el Grand Mistral existe gran diversidad de comidas que se sirven tanto en las zonas públicas exteriores como en el Buffet Bahía de Palma y los restaurantes Mallorca y Formentor. Variedad y cantidad priman ante todo. Dirigidas al público español se encuentran todo tipo de menús de la geografía española desde el típico cocido madrileño, cochinillo al horno hasta la famosa paella valenciana. Resulta difícil sino misión imposible encontrar sabores diferentes a los mediterráneos. Tal vez puede resultar algo repetitivo si no se alterna de vez en cuando.

Los espectáculos están dirigidos, como no podría ser de otra manera, al público español, por lo que no tendremos inconveniente alguno. Todos en el idioma de Cervantes, detalle para quien no domine el inglés casi a la perfección, que se agradece muchísimo. Espectáculos aunque muy variados llevados a cabo todos ellos por un ballet internacional compuestos por una decena de personas y un trio de cantantes que se desenvuelven muy bien en el escenario. El programa de este año incluye varios espectáculos temáticos dedicados a Italia, Francia y Egipto, un monólogo muy divertido y varias actuaciones de los tres cantantes bastante entretenidas. Cabe destacar el espectáculo de Michael Jackson entre todos ellos. Todos ellos con una duración no superior a 75 minutos.

Destinos y excursiones. Los que nos ocupan en este caso en particular son los del Mediterráneo Occidental clásico, con salida desde Valencia, escalas en Trapani (Sicilia), Nápoles, Roma y Porto Torres (Cerdeña).
Los destinos estrella Nápoles donde podemos elegir visitar la ciudad, las ruinas de Pompeya, la isla de Capri o la península de Sorrento entre las más populares y Roma la ciudad eterna que por sí sola vale la pena embarcarse en este viaje.
La escala se realiza en Trapani un pequeño pueblo costero desde donde se puede visitar Segesta y Erice, Marsala y Selinute en poco menos de medio día.
La escala de Porto Torres es la menos destacada para el visitantes. A casos 30 kilómetros encontramos Alghero, donde se habla una variedad dialectal del catalán.
Todas ellas visitables a pie y por libre, ya que el barco siempre atraca en el puerto, o desde las excursiones que organiza el barco con precios desde 29€ la más barata hasta 84€ la menos económica.

Tripulación. Todos o la mayoría de los que están de cara al público de origen sudamericano y de Europa del este. Predominan sobre todo brasileños en recepción, bares y comedores principales. Cuenta con más de 50 nacionalidades en total. En recepción te atienden en perfecto español. No tendremos ningún problema con lo que respecta al idioma. Su comportamiento resulta correcto y servicial.

Visión general. Como se menciona en el primer párrafo del análisis el Grand Mistral es ideal para familias y personas sin exigencias, mas que las básicas, ya que nos permite en un ambiente familiar y sin grandiosidades encontrar nuestro propio sitio. Respecto al precio que oferta Iberocruceros, existen pocas navieras que ofrezcan la relación calidad-precio que se ofrece en el Grand Mistral.

Me ha gustado el ambiente informal, la diversión a bordo y el precio final.
No me ha gustado la variedad en las comidas (se echa de menos algún plato internacional, el sistema de bebidas ofrecido y el destino de Porto Torres.


consejos crucero

Información útil del Grand Mistral:

Web oficial del Grand Mistral

videos crucero

Videos del Grand Mistral:


[colored_box color=” red”]
¿Pensando en un Crucero Grand Mistral?

Descubre los próximos programados.Comprueba el calendario de cruceros, itinerarios y disponibilidad de camarotes. Y no dudes en pedir un presupuesto personalizado para conseguir el mejor precio.

CALENDARIO y OFERTAS CRUCEROS GRAND MISTRAL

[/colored_box]

reportero a bordo, experiencia en crucero

Carlos Vicens

 

Desde que ví la serie Vacaciones en el mar siempre me había intrigado el mundo de los cruceros y el ambiente que en él se podía vivir.
Aunque en un principio estos parecían inaccesibles para la gente mundana por suerte a día de hoy están al alcance de cualquier bolsillo.

Mi primer crucero fue con Pullmantur por el Caribe y fue mucho mejor de lo que esperaba, descubrí a parte de una nueva forma de viajar una nueva experiencia integral de concebir un viaje de placer.

 

En los años venideros viajé con Norwegian Cruise Line y con Royal Caribbean donde descubrí el auténtico espíritu americano!

Carlos

▼   PARTICIPA EN LA COMUNIDAD CON TU COMENTARIO ▼: