visitas de cruceros

Visita al Grand Holiday

El barco “cool” de Iberocruceros. Puerto de Barcelona

 

  


Iberocruceros, se caracteriza por ser una compañía, con producto 100% español, donde quiere que todo este pensado para que el pasajero español se sienta como en su casa.
  
Hay que tener en cuenta que el Grand Holiday, es un barco construido en 1985, pero remodelado completamente en 2010 y en tan solo 222 metros de eslora y 28 metros de manga, han sabido adaptar sus 9 cubiertas, para que podamos encontrar, 2 piscinas, más la infantil, 3 jacuzzi, teatro, spa, gimnasio, solárium, bares, bufet y 3 restaurantes, etc…, eso sí, todo acorde a las dimensiones del barco.
  
Centrándonos en el, lo pude visitar en el puerto de Barcelona y tengo que destacar que a simple vista, no es un barco que llame la atención desde fuera, en comparación de otros cruceros, sus medidas, diseño y composición en general, difieren bastante de los impresionantes Barcos de otras compañías.
  
Embarcamos por la cubierta Madrid, donde encontré, un atrio bastante pequeño, con techos muy bajos, donde lo único que podemos hallar es él mostrador de excursiones y el de recepción y también casi obstaculizando, en el centro, un sillón redondo, a mi parecer todo el conjunto se asemeja más a la recepción de un hotel. Lo cual no es un impedimento a la hora de gestionar algo, ya que en las distintas cubiertas, cuentan con unas pantallas táctiles para agilizar algunas consultas.

 
Grand Holiday

 
Algo a destacar positivamente, es la luminosidad, que combinado con un diseño interior en colores claros y sobrios, nos hace variar notablemente la percepción del espacio, también a destacar, es la limpieza y el cuidado al detalle.
  
Algo que me sorprendió, fueron los camarotes, ya que esperaba encontrarme algo más acorde a las dimensiones del resto del barco, cuál fue mi sorpresa, cuando accedimos a un camarote interior, ubicados en la cubierta 4 y 6. La primera impresión es de amplitud y sencillez, bastante bien equipados. Estamos hablando de casi 16m2, donde cuenta con un gran armario, lavabo, donde la disposición de las camas y el mobiliario no dan una sensación de ansiedad.
  
En las cubiertas 4, 5, y 6 también nos podemos encontrar con camarotes exteriores, los cuales son casi idénticos que los camarotes interiores, pero contando con 1m2 más y una ventana panorámica.
En la cubierta 11, nos encontramos con las distintas Suite que nos exponen, la Júnior, la familiar y la royal suite, principalmente se distinguen en sus medias, de 26m2 a 31m2, transmitiendo todas ellas calidez, confort y amplitud, bien equipadas desde la sencillez y no la pomposidad, pero el elemento a destacar es un vestidor que haría las delicias de cualquier mujer.
  
Siguiendo en el interior, encontramos en la cubierta Ávila los dos restaurantes principales, Alvoran en el centro del barco y Cantábrico en popa, combinando con colores verdes, y marrones, en los dos podemos desayunar, comer y cenar dentro de sus horarios.
  
Podemos destacar que tanto el mobiliario, como los colores de las zonas comunes en el interior, son marrones claritos y beis, lo que le da a todas las zonas esa sensación de amplitud y tranquilidad, exceptuando el teatro que está decorado con colores bastante más oscuros, un teatro a dos alturas, donde podemos disfrutar de sus espectáculos, entre ellos su joya de la corona, el Club de la comedia. El Grand Holiday, además tiene espacios donde poder tomar una copa y escuchar música en vivo, así como la discoteca Ibiza, donde podemos bailar hasta la madrugada.
  
Dado que fue una visita, solo pude ver dos de las tres piscinas que dispone el barco, una de ellas infantil. Pude observar la de popa en forma circular y la central, en mi opinión, un poco pequeñas, también tengo que destacar en negativo, el mobiliario del bar que está situado en la piscina de popa, bastante obsoleto y no acorde para un barco de cruceros. También encontramos en la última cubierta, un gran solárium, donde poder relajarte tomando el sol, con un gran jacuzzi que desafortunadamente pasa casi inadvertido. Comparte cubierta un escenario donde el equipo de animación, ameniza con distintas actividades la diversión del pasaje.
  
Mi conclusión final, y tratándose de una visita, por la cual no he podido comprobar los puntos más importantes, por la que Iberoruceros quiere destacar sus Barcos, que vienen siendo la animación, el trato al pasaje y el idioma, reflexionando bastante y también teniendo en cuenta la dura competencia del sector, no aprecie nada que sobresaliera, en comparación a otras navieras, que me hiciera decantar por esta, ya que en otras compañías me pueden ofrecer lo mismo, excepto el idioma, pero hoy en día no supone un problema para la mayoría de los pasajeros, ya que hacen por entenderte o te haces entender.



 

Calendario & Ofertas

ofertas de Crucero Visita al Grand Celebration


Comprueba el calendario de salidas programadas
y no te pierdas las mejores
 Ofertas de Última Hora
de Cruceros Iberocruceros



Puedes encontrar todas las noticias, evaluaciones de barcos, efemérides, historia, vídeos sobre Iberocruceros haciendo click sobre el link anterior.


▼  COMPARTE TUS COMENTARIOS U OPINIONES AQUÍ: