Fiordos en el Costa Luminosa, de Hellesylta a Geiranger

Día 4: Excursion entre los fiordos

por Conchi Castañeira



[shadow width=”200″ align=”aligncenter”]


Costa Luminosa costa luminosa - costa luminosa - Fiordos en el Costa Luminosa, de Hellesylta a Geiranger
Costa Luminosa
[/shadow]

 

Costa Luminosa
Naviera: Costa Cruceros
Año construcción: 2009
Tonelaje: 92.600 Tn
Pasajeros: 2.600
Tripulación: 921

[dropcap2]C[/dropcap2]omo ya parecía ser una constante en este crucero, a las 7 de la mañana pusimos el pie en el suelo. Nos asomamos a nuestro balcón y vimos que ya estábamos en Hellesylt y estaban empezando a preparar los tenders para desembarcar. También para no variar, el cielo estaba gris y hacia fresco.
Después de desayunar en el camarote fuimos al lugar de reunión.
Nosotros somos de los que preferimos hacer las escalas por libre, solos, por nuestra cuenta. Pero tengo que decir que en este destino, por lo menos en la de Flam, es necesario un grupo de personas mínimo para que la excursión del tren te salga a un precio más o menos rentable. Como tampoco somos de los que nos gusta contactar con gente sin conocer, preferimos esta vez en contratar estas excursiones en el propio barco. Si a esto añadimos que en esta escala también puede haber problemas para embarcar, porque el barco una vez desembarcamos todos, se va de este puerto, para recogernos en el de Geiranger, y tratándose de pasar unas vacaciones de forma segura y relajada, optamos por esta opción. No obstante siempre hay gente que las realiza por su cuenta, son distintas opciones. También nos disuadió el tema de que en Noruega las cosas no son caras, sino carísimas y a veces te sale más rentable contratar con el barco las excursiones que exponerte a hacerlas por tu cuenta. Pero como he dicho, son diferentes opciones, cada cual debe valorar la que más le complazca.

Pues bien, nuestra excursión de ese día era de Hellesylt a Geiranger.
Desembarcamos en los tenders, nos esperaban en el embarcadero unos simpáticos vikingos para hacerse la foto con nosotros, no eran sino los del equipo de animación del barco.

Hellesylt no es más que una pequeña población que puede datar su historia turística desde 1875, que fue cuando comenzaron a hacer su aparición los primeros barcos de crucero en su fiordo. Hoy en día es visitado por más de 200.000 turistas y 100 barcos de crucero al año. Lo más característico es su cascada, la cual vimos y fotografiamos, para subir a nuestro autobús y empezar la ruta.
La comenzamos por el distrito de Nordfjord y la siguiente parada fue en el pueblecito de Hornindal o valle del cuerno, para poder ver el lago del mismo nombre. Este lago es una de sus mayores atracciones turísticas, tiene 514 metros de hondo y está formado por corrientes del propio glaciar, haciendo que sea el lago más claro de Europa y el más profundo. Despues de verlo y fotografiarlo, seguimos nuestra ruta. Tuvimos suerte porque salió el sol tímidamente, como ya notábamos que era lo normal en este destino, y pudimos ver el efecto espejo de este precioso lago. Las montañas se reflejaban en el con una claridad pasmosa y el paisaje resulto ser una postal.

Comenzamos a circular paralelos al fiordo de Stryn o Nordfjord. Según nos explicó nuestro guía, en esta zona es fácil ver en sus saltos de agua a los salmones recorrerlos. Ese día no vimos ninguno, todo no puede ser. Paramos en el pueblo de Stryn, donde tuvimos tiempo libre. A modo de dato curioso diré que fuimos a un banco a cambiar moneda y se negaron rotundamente, con lo cual nos vimos obligados a realizar todos los cambios en la oficina del barco. Está claro que a los noruegos no les interesa lo más mínimo el euro. Paseamos por el pueblo, compramos unos souvenirs (admitían euros) y pudimos ver unos pocos puestecitos a modo de mercadillo con productos locales. El pueblo resulto ser muy bonito, tranquilo y apacible, quizás en demasía, porque no vimos a nadie, pero eso también es algo muy normal, porque en ninguno de los pueblecitos se ve a nadie, parecen maquetas colocadas, eso sí, con muy buen gusto, pero donde no hay vida. Nuestro guía nos comentaba después que para los noruegos el mejor vecino es el inexistente, algo que por lo que pudimos ver, lo llevan a rajatabla.

Comimos a las afueras de Stryn.Probamos el salmón, nada que ver con lo que aquí nos venden. Mi marido lo probó en todas sus formas posibles, servidora no es amante de este pescado, pero repito, nada que ver, el de aquí soy incapaz de probarlo.
Comenzó a llover con fuerza y no tenía atisbo de parar, la niebla empezó a acompañar a la lluvia y según nos dijo el guía, esa tarde no íbamos a tener suerte en nuestro recorrido.


[shadow width=”250″ align=”aligncenter”]

Costa Luminosa fiordos costa luminosa - fiordos luminosa 05 - Fiordos en el Costa Luminosa, de Hellesylta a Geiranger
De Hellesylta a Geiranger
[/shadow]
     
[shadow width=”250″ align=”aligncenter”]

Costa Luminosa fiordos costa luminosa - fiordos luminosa 06 - Fiordos en el Costa Luminosa, de Hellesylta a Geiranger
De Hellesylta a Geiranger
[/shadow]

La siguiente parada fue a ver un pequeño museo de animales disecados, que a decir verdad daba bastante “yu-yu”, piedras semipreciosas y sobre el glacial Jostedal. En esta época del año, según nos explicó el guía, la visita a este glacial era imposible, entre otras cosas porque la propia lengua del glacial estaba cubierta por la nieve y la carretera para acceder a él también.
Nos dirigimos, siempre cogiendo altura, hasta el camino que conduce al mirador Dalsnibba, al cual tampoco pudimos subir por la misma causa, la nieve. El paisaje cambio por completo, comenzamos a encontrarnos nieve, pero no cualquier cosa, nieve de veras, de casi 2 metros de altura. Impresionante era poco. Paramos en el lago Djupvatnet a 1.030 metros, el cual estaba completamente helado y cubierto de nieve. En ese mismo lugar se encuentra el refugio de montaña Djupvasshytta, que estaba cerrado. Alli bajamos del autobús y disfrutamos un poco del paisaje y de la nieve. Por esa misma carretera comenzamos el descenso. Nos encontrábamos solo a 17 km. de Geiranger, pero la niebla y la lluvia, así como la estrechez de la carretera, nos lo hicieron difícil.

Siguiente parada el famosísimo mirador de Flydalsjuvet, o lo que es lo mismo, la foto típica de los fiordos noruegos, con los barcos al fondo. Llovía y nos dirigimos todos a hacernos la consabida foto. Quizás este ha sido uno de los paisajes que ha hecho que sea considerado a Geiranger como el mejor destino turístico de Escandinavia por la guía Lonely Planet

Al final llegamos al pueblo de Geiranger. En realidad es una pequeña localidad turística en la región Sunnmore, que queda en la cabecera del fiordo de Geiranger, que es un ramal del fiordo de Stor. En su pequeño puerto recibe una media de 140-180 cruceros durante los cuatro meses que dura la temporada turística. A pesar de que son solo unas 250 personas las que viven allí de continuo, en su pequeña e idílica iglesia hay una lista de espera de al menos tres años para casarse. Y eso que el tiempo no acompaña. Desde el año 2005 este fiordo ha sido incluido en la lista de la Unesco como lugar patrimonio de la humanidad.

Como teníamos algo de tiempo, nuestro guía nos condujo hasta otro mirador para poder ver desde el mismo la famosísima cascada de “las 7 hermanas”. Más niebla, frio, humedad y lluvia, mucha lluvia. Una lástima pues no pudimos disfrutar de la vista como nos hubiese gustado.
A las 17.30 horas y completamente calados y con la humedad penetrando hasta los huesos la excursión toco a su fin. Allí también se encontraban los tenders para subir al barco que zarpaba a las 18.00 horas.

Tuvimos mucha suerte, pues desde el balcón de nuestro camarote y una vez entrado en reacción con una ducha de agua caliente, pudimos disfrutar mientras el Costa Luminosa se desplazaba suave y ligero, de las cascadas famosas en este fiordo. Pasamos al lado de la que llaman “el pretendiente”, después de “las 7 hermanas” vista ahora desde abajo y, por ultimo de “el velo nupcial”. Todas ellas magnificas, rompiendo el silencio con su agua cayendo al fiordo con una fuerza descomunal.

Tras habernos alejado decidimos darnos un premio y fuimos a la chocolatería Sirius a tomarnos un estupendo chocolate caliente acompañado de tarta Sacher exquisita.

Esa noche durante la cena, a los postres, los camareros y personal del comedor nos animaron con música y fiesta tropical, para servir de antesala a la fiesta que luego tendría lugar en la zona de la piscina cubierta.
Al salir ya a mar abierto dejamos atrás la niebla, para dar paso al sol y a un cielo azul y limpio, lo cual hizo que durante esa noche el sol nos acompañase hasta la hora de ir a dormir. La sensación era extraña y a la vez mágica, algo a lo que no estamos acostumbrados.

Al día siguiente la escala seria por nuestra cuenta y aunque el ambiente en la piscina era magnifico, nos decantamos por ir a dormir, ese día había resultado ser muy largo y para no perder la costumbre teníamos pensado madrugar.

Continuará…….

Conchi Castañeira.


[custom_box]¿Pensando en un Crucero con Costa Cruceros?

Descubre los próximos programados.Comprueba el calendario de cruceros, itinerarios y disponibilidad de camarotes. Aprovechate de las ofertas de última hora.

CALENDARIO y OFERTAS ULTIMA HORA COSTA CRUCEROS

[/custom_box]

rerportero a bordo, experiencia en crucero costa luminosa - reportera conchi castaneira - Fiordos en el Costa Luminosa, de Hellesylta a Geiranger

Conchi Castañeira:

Me inicie en el mundo de los cruceros en el año 1999, con la compañía Costa Cruceros, a bordo del Costa Riviera, un barco del que guardo un grato recuerdo. El crucero fue de 10 días, desde Savona a Tierra Santa, pasando por Alejandría y gran parte del Mediterráneo. De aquella los cruceros poco o nada, tenían que ver con los de ahora. No existía tanta oferta ni información. Se encarecían muchísimo más. Los barcos no eran las moles de ahora, tenían el encanto especial de los cruceros que habíamos visto en el cine y, desde luego, se mimaba muchísimo mas al pasajero, era todo más personalizado

viajar en crucero costa luminosa - image shadow - Fiordos en el Costa Luminosa, de Hellesylta a Geiranger

▼   PARTICIPA EN LA COMUNIDAD CON TU COMENTARIO ▼: