Diario de a bordo:Transatlatico en el Norwegian Epic

4 dias de navegación sin escalas.

reporteros a bordo

por Mª Angeles y Vicente




Norwegian Epic
Norwegian Epic

 

Norwegian Epic
Naviera: Norwegian Cruise Line 
Año construcción: 2010
Tonelaje: 153.000 Tn
Pasajeros: 4.200
Tripulación: 1.690
Itinerario: Barcelona, 3 días navegación, Azores, 
5 días navegación, St Thomas, 2 días navegación, 
Miami



Día 4: navegación.

Hoy ha amanecido también moviéndose bastante, pero con un día muy soleado y con una temperatura agradable, aunque sigue con mucho aire. El mar sigue parecido, hay olas bastante grandes, con las que el barco da verdaderos saltos en el agua y cabecea que da gusto. Empieza a ser un poco cansado tanto movimiento, menos mal que no nos hemos mareado mucho ningún día.
Dicen que según vayamos bajando un poco más al sur, se arreglará el tiempo, y sobre todo no se moverá tanto el barco.

Hemos desayunado temprano, y después hemos ido a una reunión con el director de crucero en la que convocaba a los que hablan español. Ha acudido muy poca gente, como unos 15. Luego nos quejamos de que no nos tengan en cuenta a la hora de hacer actividades. El director de crucero, es un chico joven, de la República Dominicana, muy agradable, y con ganas de introducir el idioma lo más posible. Las quejas, que han dado básicamente un par de parejas argentinas mayores, han sido por el idioma; que si no les entienden en algunos sitios; que si están traducidas mal algunas palabras en las cartas de restaurante; que su camarero de planta no les entiende; que podrían juntar en pisos determinados a gente con el mismo idioma…; que si es demasiado el ingles que predomina en el barco… todo increíble. Han llegado a proponer el que hicieran algo así como mesas para cenar con gente de edades y “niveles culturales” similares…

Estas personas no saben en dónde se han subido. Es como llegar a Costa y pedirles que su crucero sea Freestyle. Menos mal que el chico ha dado estupendos capotazos, y ha insistido en su idea de hacer cada vez más cosas en español o, al menos, con alguien que las traduzca en algún momento.
A partir de la reunión me he ido fijando, y no hay una queja real por poca asistencia en español, está presente en:
-Las cartas de los restaurantes.
-Carteles de información como en la piscina, en la taquilla para reservar espectáculos, en los carteles de comida del buffet, en algunas películas subtituladas en español, en carteles de la información al cliente, reservas de excursiones, en la TV interactiva del camarote, en el diario de a bordo…
Seguramente me faltan más sitios de nombrar, pero lo indudable es que para ser una compañía americana es un tema cuidado, y nunca te falta alguien que hable español si necesitas alguna información por teléfono.

Me he ido, por no seguir oyendo cosas raras y, porque había una conferencia de arte, que ha estado muy bien, aunque en inglés, y ya me hubiera gustado que tuviera subtítulos.
Galería de Arte: Tiene un fondo de pintura y grabados impresionante. Incluso varias obras de Picasso, de Dalí y de Rembrandt. Lo más extraordinario es que, cada dos o tres días, hacen una subasta de cuadros y es todo un espectáculo el ver como venden los que ofertan. Y no por cantidades pequeñas. Está en la cubierta 5 en proa, y los cuadros los van rotando para poder enseñar todos. Después pequeño paseo por el barco, y caminata en la cubierta de jogging.
Luego he visto una película en la gran pantalla del Atrio.

Hemos comido en el O’Sheehan’s, que es el restaurante en el que puedes comer las 24 h. del día. Es un pub en maderas oscuras, y tiene comida inglesa-americana. Te sirven los camareros en las mesas, y es bastante rápido.



Norwegian Epic
Jacuzzi
     

Norwegian Epic
Pantalla Gigante

Ahora, un ratito de siesta y lectura, para descansar de la dura mañana del crucerista.Gimnasio, por la tarde.

-Crema de calabaza. Muy buena.
-Sopa de tomate mejicana y tiras de tortitas de maíz crujientes. (una bomba de picante, un poco fuerte, pero con muy buen sabor).
-Pavo relleno asado, presentado estupendamente: filetes de pechuga finitos, colocados sobre un trozo de contramuslo, mas grueso, una bola del relleno del pavo, puré de batata con canela, y compota de ciruelas y frutos rojos, Con una salsa del jugo del asado.
– Entrecot con puré de patata y judías verdes (muy al dente; la verdura cocida o rehogada, la sirven casi cruda para nuestras costumbres).
-Sorbetes de limón.

Copa en el Fat Cats, en el que por descanso del grupo habitual, está otro grupo de jazz. Es de tipo New Orleans, con metales, bajo y banjo, batería y piano. En canciones ligeras estupendas; pero con el Jazz, empiezan a lucirse uno cada vez, y hay que estar muy acostumbrado a él o te resulta un poco pesado. Había poca gente en la sala, y es una pena, porque ya digo que tocan muy bien. Falta el que creen un poco de ambiente con el público.

Curiosidades del diario de a bordo:
Se utilizan 260 kg de arroz diarios en el barco.
El promedio de edad es de 56 años, con el más joven con 1 año, y el más mayor con 96 años (increíble!!).
Las nacionalidades más numerosas son: EEUU 1026; Reino Unido 695; Alemania 504;Canadá 251 y Francia 78. Españoles, creo que unos 65.


Día 5: navegación.

Por un malentendido hoy hemos madrugado aún más. En la reunión de ayer se comentó que el anuncio de cambio de hora del diario de a bordo estaba mal, y que era para el día de hoy. El caso es que nosotros no cambiamos el reloj (que ya hemos hecho dos veces más), y nos hemos levantado, en realidad a las 7,30. Ha amanecido un día despejado, y con una temperatura maravillosa, sobre todo pensando la que debe de hacer ahora en Madrid. 24º.

Hoy estamos totalmente en medio del Océano Atlántico, nos falta igual que lo recorrido. Con los preparativos del crucero pensaba en éstos momentos, y la idea de estar tan alejada de tierra y con tanta agua alrededor me daba un poco de miedo, pero la realidad es que ahora no siento nada especial, ni siquiera prevención. El tamaño del barco ayuda, supongo yo. Es una pequeña ciudad en movimiento; no quiero ni pensar en estos días de temporal que estamos pasando, vivirlos en un barco pequeño o incluso medianito. Supongo que el movimiento debe de ser bastante más acusado. Aunque nosotros ya tuvimos esa experiencia en el SUN, también de NCL, en La Patagonia, y fue tremendo. Claro que por el hecho de ir más cerca de la costa, me impresionaba menos.

Después de desayunar, seguimos recorriendo el barco que no deja de sorprenderte, encontrando rincones y lugares estupendos, para estar tranquilos leyendo, o lo que te apetezca. Hoy ha sido en el Moderno, la Churrascaría o restaurante brasileño, que nosotros ya conocemos del viaje en el Norwegian Epic del año pasado, y que no nos gustó demasiado, pues aunque el sistema es el de los brasileños de la carne en espadas y corte en la mesa, toda ella estaba con tanta pimienta alrededor, que para nuestro gusto era imposible comérsela.

Por la mañana en éste restaurante hemos visto algunas veces anunciada alguna actividad, pero no habíamos venido hasta hoy. Tiene un hall de entrada que comparte con el Cagne’ys el restaurante americano, con sofás y sillones mullidísimos en los que puedes quedarte leyendo. Pero además en el propio restaurante, que es muy grande, hay una zona de mesas sin preparar en las que puedes sentarte a leer, jugar a las cartas, o a algún juego de mesa. Pero lo más agradable ha sido ver que en la barra hay una hilera de juegos (ajedrez, damas, monopoly, scrable…), y una caja con mazos de cartas sin estrenar, todo ello preparado para que se pueda coger y usar sin ningún problema. Había bastantes grupos jugando, en un ambiente relajado y bastante silencioso. Una delicia, y un detalle por parte de la naviera.



Norwegian Epic
mar abierto

Después nuestro tradicional paseo en la pista de jogging.
Comida en el buffet, que a mediodía nos apetece más que en el TASTE, o en los otros en los que también puedes comer. Por la tarde he podido bañarme en la piscina y utilizar el jacuzzi varias veces, la temperatura es casi de verano, teniendo en cuenta que son las 6.15 de la tarde y estamos todavía en unas tumbonas en la zona de la piscina.

-Crema de brócoli. Buena.
-Tartar de Salmón ahumado picado, con aguacate, tiritas de pepino finitas, mostaza y aliño de limón. (Otra receta posible para casa)
-Pechuga de pollo plancha, con puré de patata y judías verdes salteadas. Salsa de reducción de carne.
-Risotto con verduras y queso (de sabor un poco fuerte para nuestro gusto).
-Sorbetes de limón.


Hoy la copa ha sido en el Maltings Bar, que tiene unos sofás y sillones de piel muy cómodos, en los que alguna vez hemos estado leyendo. Música de una solista con guitarra, con canciones de los 70, en la línea de Joan Báez, y, a veces, algo country.

Los sitios de copas con espectáculo son bastante numerosos. En esos momentos en los que nosotros estábamos en el Maltings, también se podía oír música o tomar una copa en: Fat Cats; Shakers Martini Bar; Headliners; y en la discoteca Bliss Ultra Lounge, que también tiene actuaciones. A la vez podías tomar una copa en otros bares, y ver una película en el Atrio, ó en el Spice H2O. Realmente no está mal para buscar una opción de entretenimiento para después de cenar, no?

Nota del diario de a bordo:

Sabía que el nombre del continente Europa (según la mitología griega), ha sido tomado de una mujer, Europa. Princesa fenicia secuestrada y llevada a Creta por Zeus. También es el nombre de una luna de Júpiter. La Edad Media de Europa duró el doble de años que Estados Unidos lleva siendo un país!. Curiosidades que aparecen en los diarios de a bordo del Epic cada día.

Continuará…

Mª Angeles y Vicente

   

   

¿Pensando en un Crucero a bordo del Norwegian Epic?

Comprueba el calendario de cruceros, itinerarios y disponibilidad de camarotes. Y no dudes en pedir un presupuesto personalizado para conseguir el mejor precio.

CALENDARIO y OFERTAS CRUCEROS NORWEGIAN EPIC



reportero a bordo, experiencia en crucero

Mª Ángeles Ruiz y Vicente Cañón

 

Desde siempre viajar ha sido una de las cosas que más nos ha gustado. España la conocemos bastante, y poco a poco vamos ampliando con otros países

Nuestra primera experiencia con los cruceros fue en el 1998, con el buque D. Juan, una pieza ya casi histórica en ése momento, con el encanto de un barco sumamente marinero y adornado con maderas oscuras. Era un crucero por el Mediterráneo, en el mes de noviembre, y durante toda la semana que duró, no hubo un día en que el mar estuviera tranquilo. Las olas eran tan grandes que parecían sobrepasar el barco y, se movía tanto, que era imposible caminar bien ni siquiera agarrado.

A pesar de ello, nos enamoramos de esa forma de viajar y, afortunadamente, seguimos disfrutándola. Ya hemos realizado 13 cruceros.

Y desde que con internet se puede diseñar mejor cada escala, parece que se empiece a vivirlas mucho antes de llegar a ellas.

En barco hemos conocido todo el Mediterráneo; Noruega y Cabo Norte; el Atlántico hasta Casablanca y Agadir, la Patagonia desde Buenos Aires hasta Santiago de Chile; Islas de Grecia y Turquía con un velero de Star Clippers; bastantes islas del Caribe; el Báltico; y últimamente un transatlántico Barcelona-Miami.

Nuestros próximos proyectos son Alaska y Canadá costa Oeste, o Canadá costa Este. Aunque la lista es muy larga, y cada día se van añadiendo nuevas posibilidades.

 

Mª Ángeles Ruiz y Vicente Cañón

viajar en crucero


▼  COMPARTE TUS COMENTARIOS U OPINIONES AQUÍ: