Cómo venden las agencias de viajes cruceros

Análisiy y estudio caso real

por Conchi Castañeira

Tengo muy claro que en esta vida es muy importante conocer gente en todos los ámbitos. En cualquier momento todos podemos necesitar de un consejo o una advertencia. La información, como alguien dijo, es poder.

Los que amamos los cruceros conocemos bien este mundillo, tenemos cierta experiencia en él y nos desenvolvemos sin dificultad. Esto siempre es una garantía para acertar con el producto elegido, para hacer que nuestras vacaciones sean perfectas, en la medida de lo posible, y que ante todo no haya lugar a desengaños o problemas que puedan contribuir a convertir, lo que debería ser un viaje de placer en una experiencia más que desagradable.

Pero, ¿ qué ocurre cuando alguien desea hacer un crucero y no conoce el mundillo?, es más, ¿cuándo no se tiene ni idea de lo que supone este producto y tampoco se conoce a nadie que le pueda aconsejar?, y rizando más el rizo, ¿cuándo ni siquiera se tiene internet? Es cuando se acude a las agencias de viajes, con la esperanza de que en ellas los profesionales van a saber aconsejarte y lo harán bien. Con la esperanza, repito, de que no solo te van a vender un producto, sino que te van a vender lo que realmente buscas, tus vacaciones de ensueño. Pero esto ¿es realmente así? Con esta pregunta en mi cabeza nació la idea de realizar este artículo. ¿Realmente hay gente preparada para venderte un crucero?, ¿ el crucero más acorde a tus deseos, prioridades y bolsillo?. Es lo que aquí vamos a averiguar.

Para tal menester he acudido a cinco agencias de viajes, conocidas todas y franquicias que en cualquier lugar de la península podemos encontrar. Lo que en todas ellas plantee fue lo siguiente: “Quiero un crucero para dos personas por el mediterráneo para la segunda quincena de agosto”. Como veréis algo fácil y a su vez muy recurrido.

Tengo que decir antes de comenzar, que en ningún momento he querido juzgar a las propias agencias, tengo muy claro que es el agente el que realiza el trabajo, no la agencia en cuestión. También he sido considerada. No he entrado en ninguna agencia cuando en esta había gente, no he querido hacer perder el tiempo a los trabajadores, por lo cual he sido concisa, concreta y rápida. Ellos están realizando su trabajo, algo en lo que no he querido interferir demasiado.

   

Las agencias elegidas han sido: Viajes Alcampo, Halcon Viajes, Viajes Iberia, Viajes El Corte Ingles y Viajes Eroski.


agencias de viajes cruceros

Los resultados han sido estos:

Comenzare por Viajes Alcampo.

A mi requerimiento lo primero que la agente nos ofreció, sin preguntas previas de ningún tipo, fue la oferta que ellos tienen en estos momentos con Happy Cruises. Nos comentó que se trata de un barco español con todo incluido y en donde se pasa muy bien, pues toda la gente regresa encantada y diciendo que se divierten mucho. Cuando pregunte por el recorrido me dijo que era desde Barcelona 7 días. Torcí un poco el gesto, alegando que me apetecía más el Mediterráneo Oriental, islas griegas en concreto. La agente me respondió que ya teníamos que hablar de avión. Me ofreció varios desde Atenas y Venecia, tanto con esta misma compañía, como con Pullmantur e Iberocruceros. Me informo que estas dos últimas también son españolas y me volvió a recordar que toda la gente regresa muy contenta, pues se lo pasan muy bien en estos barcos. No muy convencida la insistí que me apetecía otro tipo de barco, más grande en el que poder pasar más desapercibida, que ni el idioma ni el todo incluido me suponían una dificultad. Entonces y solo entonces, me ofreció un catálogo para novios de Costa Cruceros. Se refirió a esta compañía como más “chic” haciendo hincapié en este apelativo. Con barcos más grandes y con la posibilidad de contratar paquetes de bebidas. También nos dijo que era la mejor en cuanto a calidad precio. Compañía italiana pero con producto vendido en España, en la cual el pasajero pasa más desapercibido. Vamos, que quizás era lo que más andábamos buscando.
Con esta información y cuatro folletos debajo del brazo abandonamos esta agencia.

La siguiente fue Halcón Viajes.

Aquí la agente primeramente nos hizo tres preguntas a mi modo de ver muy adecuadas: ¿es vuestro primer crucero?,¿qué parte del mediterráneo queréis? y por ultimo nos informó que en los barcos pasa como con los hoteles, existen categorías, ¿qué deseáis 4 o 5 estrellas?. También nos avisó de que contábamos con poco tiempo para la reserva, pues los cruceros están experimentando mucho auge, tanto de publicidad como por el boca a boca de la gente, y se están reservando con mucho tiempo de antelación.

Una vez avisados y preguntados nos ofreció Costa Cruceros y MSC como compañías en español. Nos dio los dos folletos respectivos explicándonos un poco como son sus barcos y como buscar nosotros mismos el recorrido que nos apetecería realizar para estudiarlo en casa con tranquilidad.

Seguimos por Viajes Iberia.

Desde luego esta no me dejo indiferente. La comercial en cuanto le plantee mis requerimientos puso manos a la obra en su ordenador. Se hizo el silencio y así pasaron unos cuantos minutos, demasiados incluso para sentirte cómodo. No mediamos palabra ninguna y tampoco nos preguntó absolutamente nada, ni zona de mediterráneo, ni nada en absoluto. Por un momento llegue a pensar que la señora estaba leyendo su correo personal, pues se encontraba de lo más concentrada en la pantalla. De pronto se rompió el silencio tan embarazoso y nos dice que tiene un crucero con Pullmantur. Claro, yo la miro extrañada pues el Mediterráneo es ancho y grande, como Castilla y en ningún momento me dice por qué parte es este susodicho crucero que ha encontrado después de largo rato. Asombrada la pregunto si no hay un folleto para que me enseñe y me explique, a lo cual ella muy dignamente me responde que no es posible que lo haya, pues hay muchos cruceros y no se pueden tener tantos folletos. Ya creí haber oído lo suficiente, pero para mi asombro la señora empieza a preguntarme mis datos personales, muy personales, DNI incluido. Por un momento creí haberme equivocado y encontrarme en un banco solicitando un crédito. Cuando me negué, su expresión cambio y si antes me explico poco, ahora lo hizo menos, alegando que sin mis datos no podía darme más información. La requerí a que por lo menos me apuntase de su puño y letra en una simple hoja los precios de los cruceros, pues me ofreció como por arte de magia dos con Costa Cruceros. En el papel me anoto la fecha elegida por mí, el nombre de los barcos y el precio, nada más, eso sí, no se olvidó echar el sello de la empresa. Salí de la agencia con la sensación de que me acababan de tomar el pelo. Repito que esto fue el resultado de la actitud de una persona, no de la agencia de viajes en cuestión. Quiero pensar que quizás esta señora no tenía uno de sus mejores días. La responsabilidad de lo que allí ocurrió es solamente de ella.

para mi asombro la señora empieza a preguntarme mis datos personales, muy personales,…Cuando me negué, su expresión cambio y si antes me explico poco, ahora lo hizo menos, alegando que sin mis datos no podía darme más información

Me encamine a Viajes El Corte Ingles.

Aquí la comercial mi hizo las dos preguntas de rigor: si sería mi primer crucero y que parte de mediterráneo deseo. Pensé que empezábamos bien. Me comienza ofreciendo Pullmantur, como un barco pequeño, muy familiar, español, con todo incluido y también vuelo. La digo que me gustaría algo más grande sin importar idioma. Enseñándome siempre su folleto, me comenta que nos vamos a categoría 5 estrellas, que lo anterior era un 3 estrellas, nada que ver, por supuesto. Me recomienda MSC, barco italiano, nuevo, grande y con el trato no tan familiar. Me explica que existen muchas compañías con diferentes categorías. Me ofrece también Royal Caribbean y NCL como compañías americanas y me dice que esta última es la mejor, la más solicitada últimamente y muy bien recibida por el público. Me explica el funcionamiento de esta, sus restaurantes temáticos, el freestyle y el funcionamiento del barco, en el que se puede encontrar lo más básico en castellano. Me da el folleto que es el propio del Corte Ingles, muy completo con casi todas las compañías, pero a mi modo de ver quizás un tanto complicado para gente inexperta en este mundo. No obstante, repito, está francamente bien.

Por ultimo mi visita fue a Viajes Eroski.

Aquí la comercial demostró usar correctamente la psicología y después de comenzar haciéndome unas cuantas preguntas muy lógicas y oportunas, me recondujo a averiguar, después de explicarme las categorías de los barcos, mi disponibilidad económica para tal menester, y después empezó a ofrecerme los diferentes productos. Me explico también las diferencias entre compañías, recorridos, vuelos incluidos, idioma a bordo y moneda, excursiones, etc. Es decir, me dio la sensación de que antes de venderme un producto quería asegurarse de que ese sería el producto adecuado para nosotros, el que podía cubrir nuestras expectativas vacacionales. No vi en ningún momento interés por vendernos algo que quizás no queríamos, sino todo lo contrario, me hizo sentirme confiada y pensando que era una veterana en su trabajo. Nos enseñó su propio folleto, en el cual están las compañías ordenadas por recorridos y zonas. Me pareció de muy fácil manejo y bastante completo. Después nos explicó que si estábamos interesados en alguna compañía en especial nos daría el folleto de dicha compañía. Salí realmente satisfecha

Conclusiones…

En resumen, pues no quiero alargarme, creo que después de leer esto cada uno puede sacar sus propias conclusiones. Hoy en día existe una gran cantidad de compañías de cruceros pugnando por hacerse un hueco en el mercado y ofreciendo grandes ofertas, que difícilmente se pueden rechazar. Pero ¿ esto realmente favorece al mundo del crucero?, o por contra ¿ esta desvirtuando el producto?. Yo lo tengo muy claro y creo que a día de hoy y con el auge experimentado en este sector, sería muy bien recibida una agencia dedicada exclusivamente al mundo de los cruceros. Quiero recalcar que esto es solo mi humilde opinión y que no quiero generalizar en ningún momento. Pero me da la sensación de que la información en la mayoría de los casos es escasa, pudiendo salir perjudicado el cliente, las compañías de crucero y las propias agencias de viajes. Y es más, marchándose el comprador a su casa, en ocasiones, con la sensación de que le han querido vender un producto al gusto de la agencia, pero ¿realmente es al suyo propio?.

Conchi Castañeira.

▼   PARTICIPA EN LA COMUNIDAD CON TU COMENTARIO ▼: